Logo Disversa

Estudio revela los retos y recursos de las personas con discapacidad en movilidad humana

Muchas personas con discapacidad han debido de desplazarse de sus países en busca de mejores oportunidades. Esta es una realidad latente en América Latina, de la cual Chile no está excepto.

La Red Latinoamericana de Organizaciones de Personas con Discapacidad y sus Familias (RIADIS) y la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) llamaron a los Estados y organizaciones humanitarias de América Latina a hacer mayores esfuerzos para atender las necesidades particulares de las personas refugiadas, desplazadas y migrantes con discapacidad de la región.

El primer estudio regional sobre la situación y necesidades de personas con discapacidad en situación de movilidad humana, que fue publicado por ambar organizaciones, muestra los motivos del desplazamiento, las principales barreras que enfrentan las personas con discapacidad en el trayecto, los desafíos y obstáculos en países de destino o acogida, y las expectativas futuras y recomendaciones desde los compromisos de los gobiernos y los actores humanitarios.

El estudio identificó que los riesgos principales durante el trayecto o tránsito de las personas con discapacidad son la inseguridad y violencia; discriminación y la falta de accesibilidad.

Más del 40% de las personas con discapacidad consultadas indicaron que han enfrentado situaciones de riesgo durante su desplazamiento. Los riesgos aumentan cuando las personas viajan sin documentación, obligándolas a usar pasos fronterizos irregulares, lo que les expone a robos, abusos, violencia o extorsión por parte de los grupos criminales que se encuentran a lo largo de la ruta.

Casi dos tercios de las personas consultadas reportaron haber sufrido discriminación. También se evidenció que las personas con discapacidad en situación de movilidad humana sufren de una doble discriminación, por su condición de discapacidad y por su nacionalidad en los países de tránsito y de acogida.

“Estamos convencidos de la importancia de visibilizar la situación de las personas con discapacidad y sus familias en situación de movilidad humana para fortalecer los compromisos regionales y nacionales y crear una sociedad más inclusiva, solidaria, equitativa y justa, sin discriminación por nacionalidad, etnia, género y discapacidad,” dijo Ana Lucía Arellano, Presidenta de RIADIS.

“Los hallazgos del estudio permitirán trabajar en medidas específicas para acabar con las barreras, brindar protección a las personas con discapacidad y promover su inclusión,” dijo José Samaniego, Director de la Oficina Regional de ACNUR para las Américas.

El informe “Discapacidad y Movilidad Humana” se realizó con la participación de varias organizaciones regionales y locales conformadas por personas con discapacidad como la Asociación de Ciegos de Chile (ACICH) y de la Unión Nacional de Padres y Amigos de las Personas con Discapacidad Intelectual (UNPADE), bajo el liderazgo de la RIADIS y con el apoyo de ACNUR.

Situación de Chile

El documento cuenta con informes de resultados para sies país, incluido Chile, donde se da cuenta de diversos aspectos de la realidad nacional sobre la vida de personas refugiadas y migrantes con discapacidad en el país.

Dentro de las principales conclusiones sobre el análisis de la situación chilena, el texto asegura que en las políticas públicas y legislación nacional para la protección de las personas en movilidad humana “no existen protocolos con un enfoque específico a las necesidades de las personas con discapacidad. Por otro lado, las políticas nacionales de protección de las personas con discapacidad no incluyen a quienes se encuentran en movilidad humana”.

“Este vacío marca la experiencia de las personas refugiadas y migrantes con discapacidad, dificultando el acceso a servicios públicos estatales ya sea debido a la condición migratoria y a la de discapacidad, así como también frente a la falta de accesibilidad en los servicios humanitarios brindados desde organizaciones no gubernamentales de la sociedad civil”, sostiene el informe.

Asimismo, el documento asegura que “la mayoría de las personas participantes manifestaron una percepción positiva respecto del acceso a servicios de salud y encontrarse económicamente activos, ya sea en el sector formal o informal, lo que les permite generar medios de subsistencia. Esto evidencia que existen facilitadores o condiciones favorables para el ejercicio de derechos humanos de las personas refugiadas y migrantes con discapacidad en Chile”.

Finalmente, el informe recomienda que en Chile “se requiere diseñar e implementar un enfoque de doble vía que aborde la interseccionalidad, tanto desde las necesidades de atención asociadas a la discapacidad como a las derivadas de la movilidad humana” tanto en acciones de gobierno como de organizaciones humanitarias y de la sociedad civil.

Los expertos piden también “contemplar medidas de accesibilidad y de trato adecuado a las personas con los diferentes tipos de discapacidad en los servicios relacionados al proceso migratorio, desde los controles migratorios en los puntos de ingreso, hasta la atención por parte de instituciones públicas y privadas”.

Descarga el Informe Discapacidad y Movilidad Humana 2021 en https://www.acnur.org/60f887544.

Revisa el webinar de lanzamiento del informe de Discapacidad y Movilidad Humana 2021

Fuente: ACNUR.
Fotografía de portada: © ACNUR/Nicolo Filippo Rosso.

Recomendado para ti

Basado en tus me gusta

      No has marcado favoritos
Banner

Explora más